WWW son las iniciales de World Wide Web, el sistema de documentos de hipertexto, es decir, de documentos que reúnen imágenes, textos, sonidos o videos relacionados entre sí por medio de enlaces, que se encuentran relacionados entre sí y que son accesibles a través de Internet.

Mediante un software conocido como navegador, los usuarios pueden visualizar las páginas web (que contienen texto, imágenes, videos y otros contenidos multimedia) y navegar a través de ellas mediante los hipervínculos, que son referencias entre varias páginas que se encuentran en la red Internet.

El funcionamiento de la WWW comienza cuando un usuario ingresa una dirección (URL: localizador de recursos uniformes) en su navegador o cuando sigue un enlace de hipertexto presente en una página.

El primer paso consiste en transformar el nombre del servicio de la URL en una dirección IP, utilizando la base de datos conocida como DNS (Sistema de nombres de dominio). La dirección IP permite contactar al servidor web y enviarle los paquetes de datos.

Luego se envía una petición HTTP al servidor, solicitando el acceso al recurso. El protocolo de transferencia de hipertexto (HTTP) es el protocolo usado en cada transacción de la World Wide Web, un protocolo orientado a transacciones y que sigue el esquema petición-respuesta entre un cliente y un servidor. Primero se solicita el texto HTML y después es analizado por el navegador, que realiza peticiones adicionales para los gráficos y otros archivos que formen parte de la página. El lenguaje de Marcas de Hipertexto (HTML) sirve para modelar texto y agregarle funciones especiales (por ej. Hipervínculos). Es la base para la creación de páginas web tradicionales.